25 de mayo de 2010

Temblor, Maggie Stiefvater

Cuando el amor te hace temblar en otoño, es mejor que el invierno no llegue nunca: las primeras nevadas pueden arrebatarte a quien más deseas.

Hace años,
Grace estubo a punto de morir devorada por una manada de lobos. 
Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó.

Desde entonces, todos los inviernos Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan.
Cuando llega el calor, la manada desaparece y, con ella, "su" lobo.

Pero este año,
Grace deseará que el invierno no llegue y que el otoño dure para siempre.

Ha conocido a un chico; se llama Sam.
Es un tipo normal, salvo por sus ojos.
Son de un extraño color amarillo.




Después de unos días liada con un montón de exámenes, vuelvo con una reseña de un libro que me ha hecho temblar.

Aunque la historia no me llamaba demasiado, decidí comprarme el libro porque había leído magníficas reseñas y no me arrepentí para nada.

La historia se narra desde dos puntos de vista:

El de Grace: una chica con una gran obsesión por los lobos desde que fue atacada cuando era una niña. Lejos de temerles, Grace los contempla maravillada todos los inviernos, en especial al "suyo", ese lobo con unos preciosos ojos amarillos, escucha sus aullidos y sueña que es loba para poder correr junto a él en ese bosque cubierto de nieve en el que se pierden los lobos cada invierno. Tiene dos amigas: Rachel, la que sustentaba la amistad pero que poco a poco irá alejándose de ella; y Olivia, una chica loca por la fotografía y bastante tímida que pronto pasará a jugar un papel importante en la historia y a entenderse mejor con Grace.

Y el de Sam: lobo en invierno y humano en verano, Sam fue mordido cuando aún era un niño y desde entonces pertece al mundo animal cuando aparece el frío y vuelve a ser Sam cuando empieza a hacer calor. Pero eso no durará toda la vida, los de su especie cuentan con unos años dilimitados en los que se tranforman y luego, simplemente, dejan de hacerlo y pasan a vivir como lobos eternamente y a Sam, sin saber cómo ni por qué, se le acaba el tiempo, este es su último año.

Así, este año, Sam se ve convertido a la fuerza en persona y conoce al fin a Grace, a quien le unirá algo mucho más fuerte que el amor, pero ambos saben que este año jugarán contra reloj, deseando que el frío no alcance a Sam y que se les ocurra una cura mágica para poder estar juntos para siempre.

Este libro ha sido uno de los mejores que he leído en mucho tiempo, lleno de amor y el sentimiento de "¿Qué pasará?" hace que no puedas despegarte de él ni un instante, que necesites más y MÁS de Grace y Sam, Sam y Grace.

Temblor me ha hecho temblar, de miedo, de amor, de tristeza y de ansiedad. Es un libro que no te deja indiferente y que hace que te enamores de los personajes -sobretodo de Sam ^^-.


OPINIÓN PERSONAL



Linger, la continuación de este maravilloso libro, saldrá en Estados Unidos en julio de este año, así que lo tendremos por estas tierras unos meses después (si todo va bien) ^^

Aquí su sinopsis (traducida por mí):


Esta es la historia de un chico que solía ser un lobo y una chica que se estaba convirtiendo en uno.

Sólo unos meses antes, era Sam quien era la criatura mítica. Suya era la enfermedad que no podíamos curar. Suyo era el adiós que lo siginificaba todo. Él tenía el cuerpo que era un misterio, demasiado extraño y maravilloso y terrorífico para comprenderlo.

Pero ahora es primavera. Con el calor, los lobos restantes pronto se desprenderán de sus pieles de lobo y volverán a sus cuerpos humanos. Sam permanecerá Sam, y Cole permanecerá Cole, y soy sólo yo quien no está firmemente en mi propia piel.

1 comentario:

Alice dijo...

A que es un libro maravilloso y estupendo?? Tengo unas ganas de que salga el segundo ya increíbles!! Sam es todo amor y la historia tan sentimental me encantó ;)

Besos!